Las pandemias como catalizador de un nuevo orden mundial

Las pandemias como catalizador de un nuevo orden mundial
Por Robert Malone 25 de noviembre de 2023

Cada nación del mundo tiene su propia cultura, estructuras de gobierno, tradiciones, propiedades, fronteras y pueblos. Debemos preservar la diversidad y soberanía de las naciones y culturas.

Al sincronizar globalmente la respuesta de salud pública en todos los estados miembros de las Naciones Unidas, se otorgaron nuevos poderes a la ONU y sus organizaciones a costa de la soberanía nacional. Estos reglamentos y acuerdos multilaterales de aplicación universal han dado lugar a un Estado administrativo ampliado y globalizado.

Aunque esta toma de poder se ha ido gestando durante muchas décadas, la crisis de Covid actuó como acelerador para sinergizar los acuerdos internacionales que hacen avanzar a la ONU como gobierno mundial.

Las Naciones Unidas se han transformado en un leviatán. Sus diversos acuerdos y objetivos buscan dictar centralmente la economía mundial, la migración, la «salud reproductiva», los sistemas monetarios, las identificaciones digitales, el medio ambiente, la agricultura, los salarios, las modificaciones climáticas, la salud mundial única y otros programas globalistas relacionados.

Para ser claros, estos son los objetivos de una organización que busca una economía de mando globalizada, ¡no una organización centrada en la paz mundial, el fin de las guerras o los derechos humanos!

Esta ONU pretende regular cada dimensión de nuestras vidas personales y nacionales. Está trabajando para reducir y eliminar la soberanía nacional en todo el mundo, y así disminuir nuestra diversidad, nuestras tradiciones, nuestras religiones y nuestras identidades nacionales.

La ONU tiene asociaciones y acuerdos estratégicos con las naciones miembros, así como con otras organizaciones globalistas como la Fundación Bill y Melinda Gates, el Banco Mundial, CEPI, GAVI, la Organización Mundial del Comercio, la Unión Europea y el Foro Económico Mundial, conocido como FEM.

He aquí un ejemplo del funcionamiento de las Naciones Unidas.

El FEM y la ONU firmaron un acuerdo estratégico y de colaboración en 2019. Recuerde que el FEM tiene un compromiso con el «capitalismo de las partes interesadas», por el cual las asociaciones privadas trabajan para controlar a los gobiernos.

El FEM elaboró un plan en 2020 para utilizar la crisis de los covid para reorganizar la gobernanza mundial en torno a las cuestiones sociales, incluido el cambio climático – este plan fue llamado el Gran Reset.

El FEM es una organización comercial que representa a las mayores corporaciones del mundo. Explota repetidamente las tecnologías disruptivas para mejorar las oportunidades de crecimiento económico de sus miembros corporativos. El FEM está diseñado específicamente para promover el poder económico de sus miembros de la élite mundial, también conocida como la «clase multimillonaria».

Mientras el FEM alimenta de dinero a las Naciones Unidas a través de su acuerdo estratégico de 2019, ¿quién gestiona los conflictos de intereses que conlleva esta asociación? ¿Dónde está la transparencia?

La ONU tiene catorce organizaciones especializadas bajo su dirección, todas implicadas en la gobernanza mundial, incluida la Organización Mundial de la Salud o OMS.

Ninguna de estas organizaciones tiene nada que ver con el alcance de la carta original de la ONU, que se centraba en poner fin a las guerras, promover la paz mundial y los derechos humanos.

La ONU ha estado acumulando poder silenciosamente durante años antes de la pandemia a través de diversos acuerdos y tratados. Por ejemplo, la «Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible» es un ejemplo reciente de este tipo de acuerdos. La Agenda 2030 es un tratado para «transformar nuestro mundo» y se convirtió en ley internacional en 2015. Este tratado ha elevado a las Naciones Unidas a una posición de burocracia gubernamental mundial interesada.

La Agenda 2030 tiene 17 objetivos y 169 metas, que varían ampliamente en alcance y tema, pero casi todos estos objetivos afectan directamente a la gobernanza mundial.

He aquí algunos ejemplos del tratado de la Agenda 2030. ¿Es esto lo que debería preocupar a las Naciones Unidas, o estas cuestiones se abordan más adecuadamente en las políticas de las naciones soberanas?

"Estamos decididos a proteger el planeta de la degradación, entre otras cosas mediante el consumo y la producción sostenibles, la gestión sostenible de sus recursos naturales y la adopción de medidas urgentes frente al cambio climático."
"Lograr el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todas las mujeres y todos los hombres".
"Eliminar las leyes, políticas y prácticas discriminatorias".
"Adoptar políticas, especialmente fiscales, salariales y de protección social, y lograr progresivamente una mayor igualdad."
"Facilitar la migración y la movilidad ordenada, segura, regular y responsable de las personas."
"Para 2030, proporcionar identidad legal para todos, incluido el registro de nacimiento."
"Esta es una Agenda de alcance y significado sin precedentes. Es aceptada por todos los países y es aplicable a todos..."

La Agenda 2030 es esencialmente un manifiesto socialista totalitario. Estas y muchas más afirmaciones contundentes sobre la reducción de los derechos nacionales se encuentran en este Tratado de Naciones Unidas.

La ONU ha firmado acuerdos estratégicos con las mayores organizaciones, corporaciones y potencias mundiales para cumplir su visión utópica del mundo.

Este es un nuevo orden mundial – con funcionarios no electos en control. Eso significa que tú y yo seremos gobernados por una burocracia administrativa no democrática de la ONU. Es una forma de totalitarismo inverso. Un orden mundial basado en una economía dirigida, que en el fondo es tanto socialista como totalitario.

Ahora bien, estos objetivos y metas pueden estar bien para cualquier nación, pero se trata de una reestructuración de las Naciones Unidas que va más allá de sus estatutos.

Al principio de la pandemia, la ONU -a través de su sustituta, la OMS- declaró que era necesario un pasaporte mundial de vacunas, y proporcionó amplias directrices a los países miembros para estandarizar los pasaportes de vacunas en todo el mundo.

En respuesta, los líderes del G-20 emitieron una declaración en 2022 apoyando el desarrollo de un estándar global de vacunación para viajes internacionales y el establecimiento de «redes globales de salud digital» que se construirían sobre los pasaportes de vacunas digitales Covid-19 existentes.

En junio de 2023 se anunció una nueva iniciativa entre la UE y la OMS para la cooperación estratégica en cuestiones de salud mundial. Este acuerdo pretende:

"reforzar un sistema multilateral sólido con la Organización Mundial de la Salud en su núcleo, impulsado por una Unión Europea fuerte".

Tras fracasar en la gestión de la crisis del Covid, la OMS busca ahora más dinero y poder para controlar todos los aspectos de nuestra salud y nuestras vidas. Pretenden modificar el Reglamento Sanitario Internacional para regular la «prevención, preparación y respuesta ante pandemias» de futuros brotes, lo que incluye emergencias de salud pública de cualquier tipo. Esto incluye un papel importante para la OMS en la gobernanza directa, en contraposición a un papel basado en la orientación.

Estos cambios se basan en la adopción mundial por parte del G-20 de «pasaportes de vacunas». Estos pasaportes recogerán y contendrán datos sanitarios privados, y permitirán la vigilancia, el seguimiento y el control de individuos y poblaciones en todo el mundo. Los pasaportes incluirán no sólo los datos de la vacuna Covid-19, sino el estado de todas las vacunaciones. Se convertirá en un pasaporte digitalizado mundial, que incluirá información sanitaria personal a la que las Naciones Unidas no tienen derecho a acceder.

La Declaración Conjunta del G20 sobre pasaportes de vacunas y futuras pandemias es una declaración sobre cómo se gestionarán las futuras pandemias. En ella se afirma:

"Reconocemos la importancia de compartir normas técnicas y métodos de verificación, en el marco del RSI (2005), para facilitar los viajes internacionales sin contratiempos, la interoperabilidad y el reconocimiento de soluciones digitales y no digitales, incluida la prueba de vacunación.
Apoyamos la continuación del diálogo internacional y la colaboración en el establecimiento de redes mundiales de salud digital de confianza como parte de los esfuerzos para fortalecer, prevenir y responder a futuras pandemias, que deben capitalizar y aprovechar el éxito de las normas existentes y los certificados digitales COVID-19".

El G-20 también está trabajando con el Fondo Monetario Internacional (organismo financiero de la ONU), el Banco Mundial (que tiene una relación de tratado fundacional con la ONU) y el Banco de Pagos Internacionales para formalizar el uso de monedas digitales de bancos centrales en los sistemas bancarios. El Banco de Pagos Internacionales se refiere específicamente a «la perturbación causada por Covid-19» como justificación para crear monedas digitales de bancos centrales.

La pandemia ha permitido a los líderes mundiales aglutinar el poder administrativo global bajo el disfraz de la salud pública a través de la burocracia administrativa de la ONU. La salud pública se ha convertido en un arma para controlar los pasaportes, los viajes, la banca, el medio ambiente y la economía internacional. Se trata de una flagrante violación del derecho individual a la intimidad, de la soberanía nacional y de la Carta de las Naciones Unidas.

Es sólo cuestión de tiempo que estos pasaportes vacunas se unan a las monedas digitales de los bancos centrales. Entonces los pasaportes podrán ser utilizados para negar a los no vacunados u otros desentendidos políticos el acceso a los viajes y el uso de su propio dinero.

Una vez que los pasaportes internacionales, las monedas digitales de los bancos centrales, los aspectos de la economía dirigida de la Agenda 2030 de la ONU y las enmiendas de la OMS al RSI se pongan en marcha, el trabajo de base para un nuevo orden mundial estará completo. Un estado administrativo global, cuyo poder central reside en la ONU, se convertirá en una telaraña de normas, reglamentos, acuerdos y tratados dentro de los cuales los individuos y las naciones quedarán atrapados como moscas.

Esta nueva gobernanza mundial será prácticamente inquebrantable. A partir de ahí, es sólo cuestión de tiempo que la soberanía nacional quede obsoleta. Esto es una realidad, a menos que luchemos para detener esta locura.

Por esta razón, el poder de las Naciones Unidas debe ser expuesto y restringido.

Los globalistas que buscan avanzar en sus agendas están utilizando el modelo de la Unión Europea, mediante el cual las normas y reglamentos obstaculizan la soberanía nacional, para construir un sistema mundial de control.

Todos debemos luchar contra esta toma de poder a nivel local, nacional e internacional. Debemos utilizar los tribunales, nuestras legislaturas, los medios de comunicación, las protestas públicas y el poder conferido a nuestra soberanía nacional y estatal para luchar contra esto. Si todo lo demás falla, puede que las naciones tengan que retirarse del Nuevo Orden Mundial de la ONU para seguir siendo libres.

Trabajemos juntos para mantener a salvo nuestra soberanía personal y nacional para las generaciones futuras. Un Nuevo Orden Mundial no es necesario, no es aceptable, y nosotros los pueblos y nuestros gobiernos soberanos debemos rechazar inequívocamente esta toma de poder globalizada.

Este discurso fue escrito y pronunciado en la Cumbre Internacional sobre la Crisis celebrada en el Palacio del Parlamento de Rumanía por Jill Glasspool Malone el 18 de noviembre de 2023.

Republicado de la Substack del autor

Publicado bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional
Para reimpresiones, por favor, establezca el enlace canónico de vuelta al artículo original del Brownstone Institute y al autor.

Autor
Robert Malone

Robert W. Malone es médico y bioquímico. Su trabajo se centra en la tecnología del ARNm, los productos farmacéuticos y la investigación sobre la reutilización de fármacos. Puede encontrarlo en Substack y Gettr
Ver todos los artículos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *